Sobre el video Te en Kabul

Té en Kabul
Dibujos y video de Héctor Solari | 2010 | 17’30”

“Cuando el viajero que viene desde el sur percibe Kabul con su cinturón de álamos, sus azules montañas sobre las que humea una fina capa de nieve y las cometas vibrando sobre el bazar en un cielo otoñal, se enorgullece pensando haber alcanzado el fin del mundo. Se equivoca, acaba de alcanzar su centro.”
Nicolas Bouvier, 1954

Sobre el video
Realización, sonidos, dibujos: Héctor Solari
Con este video me propongo rehacer una realidad supuesta que sólo puedo intuir. Es un intento de darle un rostro a una guerra que no lo tiene; una guerra a la que aún nadie se atreve a llamarla guerra.
Las pocas imágenes que tenemos – algunas de la prensa, no tantas de la televisión – sólo muestran a los soldados dispuestos a ayudar (no sabemos a quién), pero son los buenos; y al enemigo – los malos de siempre. Reconstruir una realidad fragmentada, entre ficción y realidad, imaginería e historia, es lo que intento con este trabajo. Las imágenes de Té en Kabul muestran un universo anónimo, que es siempre el universo de la represión.

Sobre los dibujos
Todos los dibujos (unos 40 en total) son pastel sobre papel, blanco y negro

Los dibujos funcionan a modo de script y como material base del trabajo. La cámara diseña una coreografía sobre cada uno de ellos, y genera, así, escena por escena.

Sobre la continuidad de la obra de Héctor Solari

Los trabajos de video de Héctor Solari son, al mismo tiempo, una reflexión sobre el potencial de la imagen y el principio de la figuración. Interesante resulta que el autor no se limita solo a trabajar en el video, sino que interviene en su estructura interior, para vincularla con fotografías y dibujos, y crea, de este modo,  una totalidad “collageada”.
Hay una clara línea de continuidad en su obra, que profundiza la búsqueda estética para continuar explorando los alcances del tema que lo obsesiona: la violencia en su forma más cruenta, es decir, la guerra (Montevideo arde; Libertad; 1973; Último vuelo).
Solari proviene de una región una y otra vez azotada por violencia y guerras civiles, por militares y dictadores. Que esa realidad pertenezca a la conciencia europea se debe, entre otros, a la cantidad de escritores latinoamericanos que han alcanzado gran popularidad en el Viejo Continente. Por eso, la  problemática de muerte y guerra – en el contexto de esa realidad algo exótica – así planteada, no es nada extraño. Para el peso y el rango de la obra de Solari, lo decisivo no es la temática que explora, sino la manera de aproximarse al problema que lo ocupa. Esto se refleja tanto a nivel del lenguaje como de la interpretación. Es evidente que el autor del ciclo Catastrophes tiene profunda conciencia de los medios de comunicación, de sus dependencias y limitaciones:  asunto que subyace en todos sus trabajos y que representa un tercer nivel de análisis. De este modo, tema, estética y medios de comunicación forman un único discurso. Con su propuesta, Solari desafía al espectador a que comprenda – con la razón y la emoción – precisamente esta forma de plantear la realidad. El fenómeno de la fotografía y del cine no son solo objeto de afirmación, sino impulso para una reflexión metalingüística y metavisual. Esto rige sobre todo para la fotografía, cuyo fundamento fenomenológico está basado en la connotación de la muerte y la nada. (R. Barthes: La cámara lúcida). De este modo, la temática escatológica de los videos del artista nos posibilitan una doble visión. No debemos olvidar que la visión de Thanatos – aunque componente y potencia de la experiencia humana – no representa una perspectiva existencial, sino, sobre todo, mediática. La muerte pasó del centro a la periferia, al mundo de los marginados. Si bien, multiplicada, ha sido representada en películas, juegos de computadora o series documentales, es éste un exceso de naturaleza mediática y no estética. La repetibilidad de la muerte le quita su signi­ficado existencial, la vacía de contenido y drama.
(sobre la base de texto original en polaco del curador Roman Lewandowski, Cracovia)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s